Pastor

Senior Pastor Rev. Bernabé G. García

Notas del Pastor

Palabras de Vida - junio 2017

42 Y Dios puede escribir. Dios escribió los diez Mandamientos con Su propio dedo. El escribió una vez, en las paredes de babilonia, con Su dedo. El se agachó y escribió en la arena en una ocasión, con Su dedo. Dios puede hablar. Dios puede leer. Dios puede escribir.
43 Dios es la Fuente de toda gracia y Poder, y toda la Sabiduría Divina, está en Dios. Así que, sabiendo esto, El es el único Creador que existe. No hay otro creador, solo Dios. Satanás no puede crear absolutamente nada, él únicamente pervierte lo que ya ha sido creado. Pero Dios es el único Creador.
44 Por lo tanto, El creó por Su Palabra. El envió Su Palabra. Así que todas las simientes que él había plantado en la tierra, El las formó por Su propia Palabra, porque no había ninguna otra cosa más de donde formar la simiente. El las había plantado y estaban debajo del agua. El solamente dijo: "Sea esto, y sea lo otro."
45 Ahora, en muchas ocasiones nos damos cuenta, que parece que la Biblia se repite o que está diciendo algo que no quiere decir. Por ejemplo en Génises 1, vemos que dice que, "Dios creó al hombre a Su propia imagen, a la imagen de Dios lo creó; macho y hembra los creó." Y luego así continua, y muchas cosas sucedieron en la tierra.
46 Después nos damos cuenta que no había hombre para que labrara la tierra. Y "entonces Dios creó al hombre del polvo de la tierra." Pero ése fue un hombre diferente. Y dice que "El sopló el espíritu de vida en él y el hombre vino a ser una alma viviente."
47 El primer hombre fue hecho a la imagen de Dios, lo cuál es Espíritu. Juan 4 dice: "Dios es Espíritu, y los que le adoran le deben de adorar en Espíritu y en Verdad." Pero Dios es un Espíritu. Y el primer hombre, que El creó, fue un hombre espíritu, fue hecho a la imagen y a la semejanza de Dios.
48 Y después El puso a este hombre en carne, y el hombre cayó. Entonces, Dios descendió y tomó la imagen de hombre, para que así pudiera redimir a ese hombre caído. Esto es la verdadera historia del Evangelio, en mi opinión.
49 Ahora, Dios en seis mil años, había plantado todas estas maravillosas simientes, o El había hablado Su palabra. ¡"Será esto de esta manera! Será este árbol. Esto será." Todo era perfecto. Era muy bueno. Y El les ordenó a cada una de estas simientes lo que ellas serían, ellas se transformarían en plantas de Dios había hablado que habría en ellas. Si era de roble, ella tenía que dar un roble. Si era de palma, ella tenía que dar una palma.
50 Porque, el gran Creador había enviado Su Palabra, y la Palabra simiente estaba allí antes que la verdadera simiente aún se hubiera formado. Y la Palabra formó la simiente. ¿Ve? "El formó el mundo de las cosas que no se veían." ¿Ve? El formó el mundo por Su Palabra. Dios habló todo a existencia.
51 Y siendo Dios, el Creador, hablando todas las cosas a existencia, ha de haber sido un mundo perfecto. Era un hermoso lugar. Aquí en la tierra era un real y genuino paraíso.
52 Ahora, como cada lugar tiene que tener una central de mando en alguna parte. Por ejemplo esta convención tiene una central de mando, y este cabildo tiene una central de mando, y una iglesia tiene una central de mando. Y Dios tiene una central de mando. Y así este gran lugar, esta nación en la que vivimos, tiene una central de mando. Y así también, este gran Edén tenía una central de mando, y esta central de mando estaba en el Jardín del Edén, o en el Edén, al este del Jardín.
53 Y Dios lo puso allí para gobernar toda Su gran creación aquí en la tierra, a Su Hijo y a la novia de Su Hijo, Adán y Eva.
54 Dios era el Padre de Adán. "Adán era el hijo de Dios," de acuerdo a las Escrituras. El era el hijo de Dios.
55 Y Dios le hizo a él una ayuda idónea, sacada de su propio cuerpo; tal vez de una costilla cerca de su corazón, para que ella estuviera cerca de él, El pues, le hizo una ayuda. Realmente ella todavía no era su esposa, así como el todavía no era su esposo; El únicamente lo había hablado. Y allí fue en donde el problema vino, Satanás entró a ella antes que Adán lo hiciera. Así que, solamente era Su Palabra que El había hablado.
56 No quiero tomar mucho tiempo en esto. Pero alguno de Uds. Pudieran confundirse bastante, especialmente algunas de las gentes allá en el Sur, que encuentran un poco confuso el Mensaje que Dios me ha dado en estos días para el pueblo, me refiero en especial a la simiente de la serpiente. Uno de estos días, si el Señor lo permite, voy a regresar a Jeffersonville y voy a predicar un mensaje como de seis horas, para aclarar todo esto, ¿ve? y lo traeré en tal forma que Ud. se dé cuenta de lo que estamos hablando. Y es ASI DICE El SEÑOR. Es tan verdadero como lo que El me mostró lo de nuestra Hermana Florence antes que ella se fuera, muchos años antes. ¿Ve? Es la Verdad. Y ahora, nosotros tal vez lo malentendemos.
57 Si alguien viniera a mi, con algo contrario, yo lo pudiera malentender. Pero yo no desearía criticar lo que alguien dice. No estamos aquí para criticarnos uno con el otro. Yo no soy culpable de hacer eso; le doy gracias al Señor. Yo he criticado al pecado y a la incredulidad, pero no a la persona, ¿ve? Somos hermanos y hermanas, luchando, estamos llegando a donde la Hermana Florence llegó ayer por la mañana, ¿ve? Así mismo Ella, nosotros, todos tenemos que venir de esa manera. Y no es mi propósito de tratar de criticar a un hermano o a una hermana que no esté de acuerdo conmigo. ¡No, lejos sea que yo haga eso! Yo creo que Ud. nunca encontrará una cinta en la que yo haya dicho el nombre de alguien. Aunque yo he sentido muchas veces que esa persona estaba errada, pero eso es entre ellos y Dios. Pero lo que está errado, hablando de pecado...Y el mal entendimiento a veces no es ni siquiera pecado, es solo el mal entendimiento de la gente. Y yo creo que cada uno de nosotros tiene el derecho de expresar lo que entendemos.
58 Ahora, este gran Creador había puesto al Hijo que El había creado. Ahora, Adán fue Su primer Hijo que El creó. Jesús fue su único Hijo engendrado, ¿ve?, El fue engendrado por una mujer. Pero Adán en la creación vino directamente de la mano de Dios.
59 Ahora la central de mando, con Su Hijo y la novia de Su Hijo sobre todo, se miraba tan perfecto. Había un hombre, la cabeza de todo, Su propio hijo y Su novia.
60 Y cada simiente era perfecta, las palmas, los robles, la grama, y los pájaros, y los animales. Y todo estaba en perfecto orden con el Mandamiento de Dios, "No cambie su naturaleza. ¡Cada simiente dé de acuerdo a su género! El roble, no se pervierta en un árbol de papaya." ¿Ve? "la palma, no se pervierta en algo, más. ¡Sino que cada simiente dé conforme a su género!" Y El había cuidado sobre esto todo el tiempo.
61 El había hablado la Palabra. Y Su gran Poder creativo había formado estas cosas que salieron, y aún el hombre y la mujer. Y ellos eran la cabeza porque eran...ellos eran superiores a todas las otras razas. Y El los puso también bajo el cuidado de la misma cosa que El puso a los árboles, animales y demás; Su Palabra. Ellos no debían nunca, por nada, quebrantar esa Palabra. Ellos debían de permanecer en Ella. "¡Nunca quitarle nada, o añadirle algo!" ¡Así Ud. debe vivir por esta Palabra!
62 Y mientras esa creación existiera de esa manera, la Hermana Shakarian no hubiera tenido que partir en esta mañana, ¡mientras la gran economía de Dios se hubiera quedado de esa manera! Es lo que creemos, es a lo que estamos regresando. Estamos regresando a ese punto, a ese lugar.
63 ¿A dónde? Esa séptima mañana, cuando Dios miró todo y dijo: "Es bueno. Estoy satisfecho. Sí, estoy contento de haberlo hecho. Y Está todo bajo control. Y he puesto la confianza en Mi Hijo y en Su esposa, que ellos lo harán; los he hecho cabeza de todo ello, para que ellos vigilaran por encima de todo y vieran que todo estuviera bien, que todo diera conforme a su género. El tenía el poder para hacer eso." Dios dijo entonces, "Bien, si todo está tan bien, y no puede ser de ninguna otra manera, porque es Mi Propio deseo. Esa es la manera. Y Yo lo he hablado de esa manera, y Mis Palabras lo han traído exactamente de la manera que Yo lo quiero. Y allí está ¡Todo está bien!" Así que la Biblia dice que, "Dios descansó el séptimo día, de todas Sus obras."
64 Y todo estaba bajo control para traer su propio género. Recuerde, "para traer." Cuando El puso la simiente en la tierra, la simiente solamente podía salir con el poder de la vida que estaba en ella, para transformarla de una simiente a una planta, o lo que ella era. ¡Su poder transformador! Ahora, Dios puso la simiente allí, con potenciales que serían lo que El dijo que sería. Y mientras ella se mantenga en su categoría correcta, será exactamente lo que Dios dijo que sería. Tenía que ser de esa manera, porque El lo había hecho de esa manera, e hizo un canal. Para que todo aquello que se quedara en Su canal, en Su línea de Palabra, tendría que traer exactamente lo que Su Palabra dijo que traería. No se puede mover de allí. Está canalizado exactamente bien. Así que con toda la confianza en Su Propio hijo, de que sería de esa manera, entonces Dios dijo: "Todo está bien, así que descansaré. Y cada una de esas simientes tiene poder en ellas mismas, para transformarse en la especie que yo deseo que sea. Eso es lo que debe de ser, porque Yo le he dado a cada simiente poder transformador, para que produzca, le he dado en sus potenciales para que produzca exactamente lo que Yo quiero que sea."
65 Dios nunca ha cambiado. ¡Es el mismo hoy que fue entonces! Dios está determinado para hacer algo. El lo hará. Nada va a detenerlo. ¡El lo hará!


"El Poder De Dios Para Transformar"......William Marrion Branham....... 1965-0911......... Phoenix, AZ


English | Phoenix Tabernacle, INC. All Rights Reserved. | Powered by DASHBOARD | Website by VARKODE