Pastor

Senior Pastor Rev. Bernabé G. García

Notas del Pastor

Palabras de Vida - junio 2016

Ud. bien puede tener sus pequeños sentimientos y pequeñas sensaciones, y todas estas cosas; pero eso no tiene nada que ver. Eso apenas son pequeñas sensaciones; pero cuando llegan a ser realidad, entonces su mente es quien las abre. Su mente lo acepta o lo rechaza. Amigos, allí está la cosa. ¡Dios, ruego que a ninguno le pase esto por alto! Es su mente la que abre o cierra la puerta, y escucha a su conciencia, a su memoria, o escucha a su afecto. Pero cuando su mente se cierra a estas cosas, y permite a Dios entrar, al Espíritu de Su Palabra, entonces El echa afuera todo lo demás. Luego, toda duda y todo temor huye; toda sensación de duda y todo sentimiento huye; no queda nada sino la Palabra de Dios; y Satanás no puede batallar en contra de la Palabra. ¡No señor! El no puede batallar en contra de la Palabra. Sabemos que esa es la Verdad.

Estas batallas han rugido desde los días del Huerto del Edén; la batalla en la mente humana. Satanás dio comienzo a esto. ¿Qué hizo cuando se encontró con Eva? El no negó la Palabra de Dios, al contrario, la adornó. El obstruyó algunos canales pequeños, y dijo: "Conque Dios. . . " (Génesis 3: l). "Conque Dios ... " "Todas estas cosas que El ha prometido ... " El sabía muy bien que la Palabra era correcta; pero también sabía que no podía dejar caer todo de una sola vez. Entonces, lo que hizo fue ponerle una capa de azúcar. Amigos, así es. Satanás procura ser un hipócrita en cuanto a esas cosas. El procura mostrarle a Ud. algo mejor, u ofrecerle una vía más fácil, o algún plan más sensible. PERO, NO HAY NINGÚN PLAN MAS SENSIBLE QUE AQUEL QUE DIOS FIJO EN EL PRINCIPIO: SU PALABRA. ¡Afiérrese a la Palabra, y deje que la Palabra lo agarre a Ud., y manténgase así! Esa es la cosa.

La batalla rugió cuando Eva abrió su mente para escuchar a su razonamiento. Por ese canal fue por donde entró; por ese canal bajó; por su razonamiento. Ella razonó en su alma. Ella vio con sus ojos a la serpiente; él era muy hermoso y muy bello, aun más que su propio esposo. De todas las bestias del campo, él era el más sutil, y probablemente, era mucho más bello que su esposo. Su parecer era al de una bestia muy masculina. ¡Cuán grande era! Estaba tratando de decirle a Eva qué gran cosa era. Lo primero que ella hizo, fue abrir su mente, y cuando lo hizo, los razonamientos humanos captaron la situación, y le dijeron: ¿No sería emocionante?

Es igual a lo que él hace con una mujer hoy día. Una mujer, con un esposo muy bueno, se halla frente a un hombre grande y muy varonil, el cual comienza a abrirle su razonamiento. ¡RECUERDE, ESE ES EL MISMO! Ese es el Diablo. Esto también le sucede a un hombre con una mujer, como también a una mujer con un hombre; de cualquier manera. ¿Qué hace? Obra en el canal del razonamiento, en la conciencia, o en algo en donde comience a moverse, PERO ¡DELE UD. EL PRIMER LUGAR A LA PALABRA DE DIOS! Un hombre ni puede llegar a ... No puede ni aun pecar ... i Aleluya! Allí está la cosa; esto está bajando fresquecito: UN HOMBRE NO PUEDE PECAR, HASTA QUE PRIMERO NO HAYA ECHADO A UN LADO LA PALABRA DE DIOS. El ni puede pecar (porque el pecado es la incredulidad), hasta que primero no haya echado a un lado la Palabra de Dios, la presencia de Dios. No puede pecar. Eva no pudo pecar sin que primero echara a un lado la Palabra de Dios, abriendo el canal del razonamiento a su alma; y allí comenzó a razonar, pensando: Ciertamente mi esposo nunca me dijo esas cosas, pero yo creo que tú ... El me dijo que no debiera hacer esto. Pero mira, tú lo muestras tan real, y es tan claro. Yo creo que sería maravilloso porque tú me lo estás mostrando tan claro. ¿Ve Ud.? ¡Allí fue la primera batalla! Y POR CAUSA DE ESA PRIMERA BATALLA, SE PRODUJERON TODAS LAS DEMÁS BATALLAS, Y TODO DERRAMAMIENTO DE SANGRE QUE JAMÁS HA HABIDO, FUE CAUSADO POR LO QUE SUCEDIÓ ALLÁ EN EL EDÉN. Eva descreyó la Palabra de Dios.


"La Batalla Más Grande Jamás Peleada"......William Marrion Branham....... 1962-0311......... Jeffersonville, IN


English | Phoenix Tabernacle, INC. All Rights Reserved. | Powered by DASHBOARD | Website by VARKODE