Pastor

Senior Pastor Rev. Bernabé G. García

Notas del Pastor

Palabras de Vida - Marzo 2019

67 Ahora nosotros vemos el atributo, hijos de Su Espíritu, no han entrado todavía en el cuerpo que tiene forma de la Palabra. Sino, una teofanía; este cuerpo está sujeto a la Palabra y las arras, esperando las arras, el cambio del cuerpo.

68 Ahora, la diferencia entre El y Uds., como hijos. ¿Ven?, El era, en el principio, la Palabra, un cuerpo en morphe. El entró y vivió en eso, en la Persona de Melquisedec. Luego, más tarde, ya no oímos más de Melquisedec, porque El llegó a ser Jesucristo. Melquisedec era el Sacerdote, pero El llegó a ser Jesucristo. Ahora, Uds. sobrepasaron eso. Porque, en esa forma, El sabía todas las cosas, y Uds. nunca han podido saber eso todavía.
Uds. vinieron como Adán, como yo, Uds. vinieron desde el atributo a la carne, para ser tentados. Pero cuando esta vida termina aquí, "Si este tabernáculo terrestre se deshiciere, ya tenemos uno esperando". Eso es a donde vamos; esa es la Palabra. Entonces podemos mirar atrás y ver lo que hemos hecho. Ahora no lo entendemos. Nunca hemos llegado a ser la Palabra; sólo hemos llegado a ser el hombre de carne, no la Palabra.

69 Pero, y miren, claramente lo hace claro, Uds. nunca serán la Palabra a menos que Uds. eran un pensamiento en el principio. Eso prueba la predestinación de Dios. ¿Ven? Uds. no pueden ser la Palabra a menos que Uds. son un pensamiento. Uds. tenían que estar en el pensamiento, primero.
Pero, ¿ven Uds.?, para soportar la tentación, Uds. tenían que sobrepasar la teofanía. Uds. tenían que venir aquí abajo en carne, para ser tentados por el pecado. Y entonces, si soportan, "Todo lo que el Padre me ha dado vendrá a Mí, y yo le resucitaré en los días postreros". ¿Ven? Uds. tenían que serlo primero.

70 Y entonces, ¿ven Uds.?, El descendió directamente, por la línea regular, del atributo a...Antes de la fundación del mundo, su nombre es puesto en el Libro de la Vida del Cordero. Entonces, de eso, El llegó a ser la Palabra, la teofanía, que podía aparecer, desaparecer. Y luego El llegó a ser carne y regresó otra vez, resucitó ese mismo cuerpo en una condición glorificada.
Pero Uds. sobrepasaron la teofanía y llegaron a ser hombres de carne, para ser tentados por el pecado. Y entonces, "Si este tabernáculo terrestre se deshiciere, ya tenemos uno esperando". Todavía no tenemos los cuerpos.

71 ¡Pero, miren! Cuando este cuerpo recibe el Espíritu de Dios, la Vida inmortal dentro de Uds., pone este cuerpo en sujeción a Dios. ¡Aleluya! "El que es nacido de Dios, no practica el pecado; él no puede pecar". Romanos 8:1: "Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús; no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu". Ahí lo tienen. ¿Ven?, eso sujeta el cuerpo de Uds.
Uds. no tienen que decir: "¡Oh, si yo tan sólo pudiera dejar de beber! Si yo tan sólo pudiera..." Sólo entren en Cristo y todo desaparece, ¿ven?, ¿ven?, porque el cuerpo de Uds. está sujeto al Espíritu. Ya no está sujeto a las cosas del mundo; están muertas. Están muertas; sus pecados están sepultados en bautismo, y Uds. son una nueva creación en Cristo. Y el cuerpo de Uds., llegando a estar sujeto al Espíritu, trata de vivir una clase correcta de vida.

72 Como Uds. mujeres afirmando que tienen el Espíritu Santo, y saliendo aquí y usando pantalones cortos y cosas, ¿cómo pueden hacerlo? ¿Cómo pudiera el Espíritu de Dios en Uds. dejarlas hacer alguna vez una cosa semejante a esa? Simplemente no puede ser así. Ciertamente, no puede ser. El no es un Espíritu inmundo; El es un Espíritu santo.

73 Y entonces cuando Uds. llegan a estar sujetos a ese Espíritu, sujeta todo su ser a ese Espíritu. Y ese Espíritu no es nada más que esta Simiente Palabra manifestada, o vivificada, aleluya, hecha viva. Y cuando la Biblia dice: "No hagas esto", ese cuerpo rápidamente da vuelta conforme a Ello. No hay ninguna pregunta.
¿Y qué es? Es las arras de la resurrección. Este cuerpo será resucitado de nuevo, porque ya ha comenzado. Una vez estaba sujeto al pecado, y al lodo y a la corrupción, pero ahora tiene las arras; está volteado hacia lo Celestial. Ahora, esas son las arras de que Uds. se van en el Rapto. Son las arras.

74 Una persona enferma acostada, muriendo, no le queda nada sino la muerte; eso es todo lo que puede suceder. Yo he visto unas sombras de personas, comidas con cáncer y tuberculosis; y ver esas personas, un poco después de eso, perfectamente normales y fuertes. Si no hay sanidad Divina, entonces no hay resurrección, porque sanidad Divina es las arras de la resurrección. ¡Amén!

75 ¿Uds. saben lo que es el depósito, verdad? Es el pago inicial. "El herido fue por nuestras rebeliones; por Su llaga fuimos nosotros curados". ¡Fíjense cuán maravilloso! Lo amamos.

76 Ahora, este cuerpo está sujeto al Espíritu. Todavía no ha entrado en la forma de la Palabra, pero todavía estamos en la forma de la carne, pero sujetos a la Palabra. La muerte en la carne nos llevará allá.

77 Exactamente lo mismo, piensen en un pequeño bebé. Uds. pueden tomar a una mujer, no importa cuán mala es ella, cuando ella está embarazada y a punto de ser madre. Observen, antes de que ese bebé nazca, no me importa cuán cruel es la mujer, ella se pone muy cariñosa. Hay algo acerca de ella que suena...parece piadoso, el ver a una madrecita a punto de llegar a ser madre, por medio del bebé. ¿Por qué es? Ese cuerpecito, ahora, no está vivo aún, ¿ven?, lo único que es es simplemente carne y músculos. Esos brinquitos, esos sólo son músculos tironeando. Pero cuando sale de la matriz, Dios sopla el aliento de vida en él, y entonces él grita. ¿Ven?, tan--tan cierto como que hay un cuerpo natural siendo formado, hay un cuerpo espiritual para recibirlo tan pronto llega aquí.

78 Entonces, cuando un hombre nace de nuevo, del Cielo, él llega a ser un espíritu bebé en Cristo.
Y, entonces, cuando este manto de carne es abandonado, hay un cuerpo natural, teofanía, un cuerpo no hecho por manos, ni nacido de una mujer, al que vamos.
Entonces ese cuerpo regresa y recoge el cuerpo glorificado.
Esa es la razón de que Jesús fue al infierno cuando El murió, y le predicó a las almas que estaban en prisión; regresó a esa teofanía. ¡Oh, maravilloso! ¡Gracias a Dios!

"¿Quién Es Este Melquisedec?"......William Marrion Branham....... 1965-0221(v) ......... Jeffersonville, IN


English | Phoenix Tabernacle, INC. All Rights Reserved. | Powered by DASHBOARD | Website by VARKODE