Pastor

Senior Pastor Rev. Bernabé G. García

Notas del Pastor

Palabras de Vida - Marzo 2018

Y si Ud. nota, como es que Eva estaba unida con Adán, ella llegó a ser parte de él. Y, ¿ha notado Ud. cómo dice Dios, allí en Génesis 1:27? Que El creó al hombre masculino y femenino, así los creó El. Ahora, el hombre era ambamente masculino y femenino, cuando era cuestión del espíritu de femenino y masculino. Luego, Dios tomó de su lado una costilla. Ahora, ¿notó Ud. que el cuerpo que formó fue un subproducto o un derivado pero no el espíritu? El cuerpo de la mujer fue un subproducto por cuanto fue después que la creación había sido completada. Dios tomó del costado de Adán una costilla y formó a la mujer como un subproducto. Pero no fue así con el espíritu. El espíritu era parte de Adán, porque él fue ambamente hombre y mujer, hablando espiritualmente, masculino y femenino.

Ahora, ¿Ve Ud. bien el cuadro? Nosotros, en la carne, somos distintos. Somos como un subproducto, somos un ser creado, por razón del santo matrimonio. Pero en Espíritu, somos hijos e hijas, no algún otro espíritu, pero el Espíritu del Dios Viviente. Somos hechos a Su imagen, en Su unidad, en la perfecta imagen del Dios Vivo, porque llegamos a ser hijos e hijas. No algo separado, pero el mismo Espíritu, el mismo Dios, la misma persona, unidos en matrimonio a lo Eterno. ¡Ve Ud. cómo Dios ha planeado todo esto, que no fuéramos nosotros algo distinto, pero que fuéramos El mismo! Que no fuéramos otro ser de alguna otra tribu, pero una real unión y descendientes del Todopoderoso, hecho por un matrimonio santo. Ahora, el cuerpo nuestro viene de nuestro padre y madre, pero el espíritu viene de Dios, Dios separándose a Sí Mismo, así como fue con Adán, quien Dios separó.

En el Día de Pentecostés, hallamos al Espíritu Santo, la Columna de Fuego, separándose a Sí Mismo y asentándose sobre cada miembro de aquella iglesia. ¡Dios uniéndose a Sí Mismo! Entonces, con ese grupo de gente, ¿qué es lo que hace? Trae de nuevo el cuerpo unificado del Señor Jesús. ¡Reuniéndose!

Y hoy día, en esta gran separación en la que estamos viviendo, viendo las diferencias denominacionales y todas estas cosas, ¡qué lástima, qué tremenda desgracia!

Somos unidos en matrimonio celestial al Dios Eterno, somos una parte de El, parte de Dios. Ahora, en la carne, yo llegué a ser Branham, por razón de mi padre, Carlos Branham. Ud. llegó a ser parte de su padre y su madre, pero en espíritu hemos llegado a una unión con Dios, porque es una parte de Dios mismo. Por esa razón es que el espíritu no puede morir. "El que cree en Mí, tiene Vida eterna. Y a la imagen que él es aquí en la tierra, a esa imagen, y a esa semejanza, Yo lo levantaré en el día postrero." No será un ser espiritual, porque a la verdad, tendremos un cuerpo igual al cuerpo glorioso de Dios, el cuerpo glorificado del Señor Jesús, seremos levantados en esa gloriosa imagen.

Jesús dijo, cuando estaba camino a la tumba de Lázaro, "Yo soy la resurrección y la vida. El que creyere en Mí, aunque estuviere muerto, vivirá. Y todo aquel que viviere, y creyere en Mí, nunca morirá." Eso es para el que creyere en Mí, no solamente acerca de Mí, pero en Mí. ¡Estando en El, creyendo! "Si permaneciereis en mí , y mis palabras en vosotros. . ." En El, creyendo-ojalá el Espíritu Santo le permita ver eso. Ahora, Uds. son la manada pequeña, y por esa razón a través de la semana. estando en oración y pidiéndole a Dios, he escogido este texto para mostrarles a dónde estamos parados. Es cuestión de creer en El. Ahora, Ud. no puede creer en El, hasta que no haya entrado en El o El haya entrado en Ud., entonces es cuando Ud. está creyendo en El. Entonces Ud. tiene vida eterna. Ud. solamente está creyendo acerca de El, hasta que haya recibido la vida eterna, porque la vida eterna es la vida de Dios en Ud., y entonces Ud. está creyendo en El.

Cristo dijo, "Tú en Mí, y Yo en Ti, para que ellos puedan ser uno, Padre, así como Tú y Yo somos uno." Es Dios en Cristo luego Cristo en la iglesia. ¿Ve Ud.? "Así como nosotros somos uno, que ellos también sean uno," dijo El. Ahora, ¿cómo llegamos a ser uno? El mismo dijo, "Si permaneciereis en mí, y mis palabras permanecieren en vosotros, (¿ve Ud.?) Si mis: palabras permanecieren en vosotros, entonces podéis pedir todo lo que queréis." Porque, ya no es Ud., sino es la Palabra que está en Ud., y la Palabra es Dios.

"La Unidad"......William Marrion Branham....... 1962-0211 ......... Jeffersonville, IN


English | Phoenix Tabernacle, INC. All Rights Reserved. | Powered by DASHBOARD | Website by VARKODE