Pastor

Senior Pastor Rev. Bernabé G. García

Notas del Pastor

Palabras de Vida - febrero 2015

11 Al viajar, creo que si hay alguna gran cosa que he visto que falta en la iglesia de hoy, uno de los mayores obstáculos en la iglesia de hoy, hay - que mantiene alejado a un avivamiento, es la falta de ese amor divino que Cristo expresó cuando Él estuvo aquí en la tierra. Es fácil para usted y para mí amar a alguien que nos ama. Pero Jesús no tenía esa clase de amor. Él tenía el amor de Dios, y Dios amó a sus enemigos. Porque de tal manera amó Dios al mundo; cuando el mundo no era digno de ser amado, Dios todavía amó al mundo. Es algo diferente, aun en la expresión en los - las palabras, el - el - un amor "fileo", como el que tenemos unos por los otros. Pero el amor "ágape" es un amor divino. Y si hay algo que yo creo que daría inicio a un avivamiento en Los Ángeles, sería en el momento en que todos pudiéramos romper nuestras diferentes barreras y unirnos como cristianos en el amor. Eso sería los pentecostales, los bautistas y los presbiterianos. Y todos juntos pudiéramos expresarle al mundo que tenemos amor unos por los otros.

12 Jesús rogó [en] aquella oración que nosotros pudiéramos amarnos los unos a los otros como Él nos amó a nosotros - ¡así como Él nos amó! Y Él nos amó tanto que murió por nosotros. Nadie podría amar de esa manera a menos que - con el amor natural, porque no resistiría. No va a expresarse. Será suficiente siempre que haya amistad relacionada con ello. Pero cuando las amistades se convierten, entonces la gente empieza a decir: "Bueno, él hizo tal y tal cosa. Ella hizo tal y tal cosa. Ellos recayeron, ellos ..." el verdadero amor de Dios va en pos de aquel descarriado hasta que lo encuentra. El amor de Dios va y se inclina hasta el más bajo infierno para recoger a un hombre o a una mujer que haya caído. Eso es lo que nos falta hoy. Tenemos una iglesia culta y fina, educados, bien vestidos, hermosos edificios, buenos coros, música hermosa, algunos de los mejores que el mundo jamás haya tenido. Pero nos estamos muriendo por un poco de ese amor divino.

13 Jesús bien lo expresó cuando Él encontró a la prostituta, arrastrada ante Él culpable de adulterio. Y ellos la arrastraron delante de Él, y dijeron: "Ahora, la ley exige que ella muera. ¿Qué dices Tú que se haga al respecto?" Yo les digo que Él mostró lo que Él era cuando volvió con estas palabras: "Tampoco yo te condeno. Vete y no peques más". ¿Qué más amor podría existir que tomar a una persona descarriada así, y ver quién era Él, y libremente perdonarle a la mujer de su mal. Él lo expresó de nuevo en gran medida cuando Él moría en el Calvario en sus últimas palabras en la cruz, y las escupidas de sus enemigos que le colgaban de su rostro, exclamó: "Padre, perdónales porque no saben lo que hacen." Nadie podría amar como Él. No se puede fabricar ese tipo de amor. Es un don de Dios que viene por el Espíritu Santo, la única manera que usted alguna vez podrá ser capaz de tener ese amor. "Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo esa clase de amor, nada soy. A pesar de que yo tenga la fe para mover montañas ..." La Biblia dice...

14 Yo hablaba aquí hace unos días sobre esta Escritura: "Estrecha es la puerta, y angosto es el camino, y pero habrá pocos que la encontrarán." Y un joven que viajaba conmigo en un coche, dijo: "¿Cuántos diría usted que serían salvos en esta generación?" Le dije: "Ocho o diez." "Oh," dijo, "No diga eso, hermano." Yo diré: "Voy a alargarlo a cincuenta, y eso es lo máximo que puedo decir." Él dijo: "Cincuenta personas?" Le dije: "Jesús dijo cuando estuvo en la tierra: "Como fue en los días de Noé, así será en la venida del Hijo del hombre. "[En] los días de Noé, hubo ocho almas salvas". Ahora, recuerden que una generación se desvanece cada día, termina esa generación. Tomen cincuenta al día durante seis mil años y miren lo que tienen. Y él dijo: "Bueno, entonces, Hermano Branham, me gustaría hacerle esta pregunta. Toda la gente que ha afirmado tener el Espíritu Santo, y así sucesivamente, ¿no vendrán en la resurrección?" Yo dije: "Si tenían el Espíritu Santo, pero en lo que hemos estado poniendo demasiado énfasis es en otras cosas en lugar de la cosa real: el amor de Dios"


"Viviendo, muriendo, enterrado, resucitado, viniendo "......William Marrion Branham....... 1959-0403 ......... Los Angeles, CA


English | Phoenix Tabernacle, INC. All Rights Reserved. | Powered by DASHBOARD | Website by VARKODE