Pastor

Senior Pastor Rev. Bernabé G. García

Notas del Pastor

Palabras de Vida - deciembre 2017


Esa es la iglesia Apostólica, moviéndose en el Espíritu, a dondequiera que Dios decía. Pedro prescindió de su comida. Él bajó y siguió al Señor.

Y Dios pudiera conseguir a un hombre y una mujer hoy, en este Tabernáculo, en algún otro lado, que no pongan atención a lo que pasa alrededor de ellos, sino sujetarse al Señor, como una unidad individual. Dios guiará al mismo hombre hoy, así como lo guió en ese entonces. Él prueba que está con nosotros. Lo que necesitamos hoy es una vida humilde y sumisa. Ríndase a sí mismo. No se acobarde. No haga nada sin que el Espíritu Santo lo guíe. Lo que el Espíritu Santo diga, hágalo rápidamente. No diga: "Bueno, esperaré y veré qué es esto y aquello". Lo que el Espíritu Santo diga, ¡vaya y hágalo!

¿Qué si yo no hubiera ido a Finlandia cuando el Espíritu Santo me llamó para allá? ¿Qué si yo no hubiera ido ayer al hospital, a donde ese niñito estaba allí muriéndose?

"Obediencia es mejor que sacrificio". Haga lo que el Espíritu Santo dice que haga. Lo que necesitamos en esta noche es soltarnos de muchas de nuestras ideas personales, y dejar que el Espíritu Santo... Uds. han sido enseñados aquí. Uds. ya saben lo que es bueno y lo que es malo.

Pero lo que Ud. necesita en esta noche es un gran manojo lleno del amor de Dios derramado en su corazón, y que todas las diferencias sean lavadas. Entierren eso con el año viejo, mientras este se termina. Dejen que se vaya. Comencemos una vida nueva, un nuevo comienzo. Uds. no pueden... Si Uds. ya han nacido en el Reino de Dios, Uds. ya tienen el Espíritu Santo en Uds., lo único que tienen que hacer es deshacerse de estas cosas del mundo que los están atando. Dice: "Despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la vida, la carrera que tenemos por delante". Hebreos, el capítulo 12. ¡Despójense del peso!

¿Pudieran Uds. imaginarse a los magos yendo a ver a Jesús? Lo dramatizaré un poco por un momento. Puedo ver... Dicen que tres magos. Diremos que había tres: Jim, John, y George. Diremos que esos eran sus nombres. Y ellos iban a ver a Jesús. Y puedo verlos a todos preparándose para salir. Tomaremos a este hombre, a Jim. Él es todo un hombre. Él corre y le dice a su esposa, dice: "Esposa, ¿sabes qué? Vi la estrella, así que tengo que irme". Entonces va y empaca para irse.

Eso es lo que pasa con la gente hoy. Ellos están tratando de empacar para ser un cristiano. Si hay algo que Ud. necesita para ser un cristiano es "desempacar" . Ya tienen demasiadas cosas colgando.

"¡Mamá!" Dice: "Bueno mamá, tú sabes que yo no podría irme sin llevarme mi mesa de barajas", así que él cuelga eso del camello. "Porque, tú sabes, los otros muchachos no apreciarían que yo fuese si no me llevara la mesa de barajas".

Todas estas otras cositas que lo retienen a Ud. Y Ud. tiene una cajita de egoísmo, también tiene que llevarse eso colgando. Y Ud. tiene que colgar allí un poquito de chismografía, un poquito de murmuración, un poquito de esto, aquello, y colgarlo del camello.

Y cuando menos piensa, él pega un brinco y se sienta a horcajadas sobre el viejo camello y dice: "¡Vamos pues! ¡Vámonos!". El viejo camello casi no puede moverse. Está tan cargado que casi tiene las patas arqueadas.

Y Ud. que siempre está pateando y quejándose de su iglesia a la que asiste, y quizás es Ud. el que está tan cargado que no puede andar. Ese es el problema. Ud. necesita descargar, lavarse, limpiarse, corregirse. Amén. ¿Qué es lo que pasa conmigo? Noten, eso es lo que es.

Yo puedo ver a los otros en marcha, avanzando. Y de repente, Uds. saben, él se bajó y miró de nuevo a la estrella. Y entonces, de repente comienza a arrojar mesas por un lado, y paquetes por el otro. Su esposa le preguntó: "¿Adónde vas, John?"

Dice: "Estoy despojándome de todo peso que me asedia. Tengo que correr esta carrera con paciencia. Porque estrecha es la puerta y angosto es el camino, y pocos son que lo hallan". Únicamente hay espacio para Ud. y para Jesús. Nadie más puede pasar por allí. Amén.

Puedo oírla decir: "Bueno, mira, se te olvida la brújula". "Yo no necesito brújula".

"Se te olvidan tus títulos de seminario. Se te olvidan tus servicios de bachillerato y todas esas cosas de las que dependes". Él dijo: "Escucha, yo no necesito brújula". "¿Cómo vas a ir entonces?"

Él apuntó hacia la estrella y dijo: "Yo voy a ir por el camino provisto de Dios. Dios me proveyó una estrella a seguir, que me llevará hasta el Cristo".


"Vida Eterna Y Cómo Recibirla"......William Marrion Branham.......1954-1231......... Jeffersonville, IN


English | Phoenix Tabernacle, INC. All Rights Reserved. | Powered by DASHBOARD | Website by VARKODE