Pastor

Senior Pastor Rev. Bernabé G. García

Notas del Pastor

El Gran Guerrero David 1955-0118 ►¡Oh, hermano! Aquellos tipos allá no podían entenderlo, pero David tenía el aceite de la unción sobre él. El sabía donde estaba parado. Ese Goliat se paró allá, y dijo: "Ahora, miren: razonemos. Miren: no tiene caso que los escuadrones de Dios sean derrotados". Bueno, miren a ese tipo parado allá con su gran alarde. "Bueno, sabemos que Dios lo hizo, pero los días de los milagros han pasado". No para David, él estaba ungido. El sabía donde estaba posicionalmente. ►Ud. dirá: "Hermano Branham, ¿puedo aceptar a Cristo ahora como mi Sanador?" Claro. "Bueno, si no sano en cinco minutos, ¿qué de eso?" Ud. está sano de todas maneras. Si Ud. lo cree, no me hiciera esa pregunta si en verdad lo creyera. No hay pregunta en su mente cuando Ud. en realidad lo cree. Ud. no lo cuestiona; Ud. lo cree. Posiblemente otra gente lo cuestione, pero Ud. no lo cuestiona. ►Si Ud. me dijera: "Hermano Branham, deme un roble. Ud. es de allá del sur de Indiana de donde se da el gran roble blanco y demás. Deme un roble". Y yo le doy una bellota. Bueno, Ud. tiene un roble. Potencialmente está en forma de semilla, pero es un roble; Ud. lo tiene en forma de bellota. ►Cuando tomamos la Palabra de Dios, la tenemos en forma de Simiente. Cuando podemos aceptar sanidad Divina por medio de la Palabra de Dios, ¡eso lo establece! Amén. Crecerá. Tome esa bellota, y entiérrela, y párese allí a un lado, y obsérvela por un ratito, y vea qué sucede. ►Su roble sale exactamente con ella. Porque la vida está en la semilla, y la Palabra de Dios es una Simiente y está viva. Si Ud. simplemente puede recibirla, y sacarla de la Biblia y decir: "Eso quiere decir que soy yo", (amén), entonces Ud. tiene algo. Eso es correcto. Todos los demonios no podrían pararlo a Ud. en ello. No importa lo que alguien más dijera, Ud. no lo creería porque Ud. sabe donde está parado. ►David dijo: "¿Quieren decirme que Uds. permiten a ese filisteo incircunciso que se pare allí y que provoque a los escuadrones del Dios Viviente?" Miren, dijo él: "Yo nunca toleraré eso". Y así que su hermano dijo: "Yo conozco tu corazón soberbio; has venido para ver la batalla y demás". Y él vino a donde estaba Saúl. Saúl dijo: "Traigan al muchacho aquí. Veamos cómo se mira". ►Lo trajeron allí, y era un pequeño muchachito. El dijo: "Bueno, tú no puedes pelearle a ese hombre. Mira, él puede, tal vez, levantarte con una mano y detenerte allí arriba". El dijo: "Pero mira, Saúl". Dijo: "Yo confío en el Señor. Y yo sé, aun el... hace mucho tiempo, yo tomé mi honda y maté a un león y a un oso. Y les saqué las cosas de... le saqué el cordero de su boca. Y cuando él se levantaba, mira, lo mataba con... lo maté". Y él dijo: "¿Y cuánto más El no me entregará a ese filisteo incircunciso en mi mano?" ►¡Aleluya! Ahí lo tienen. El sabía donde estaba parado. El era un hombre de fe. El creía a Dios. Dios estaba en él. El sabía que estaba ungido. Y Uds. saben la misma cosa. ► ► ► ► Chicago, Illinois 55-0118


English | Phoenix Tabernacle, INC. All Rights Reserved. | Powered by DASHBOARD | Website by VARKODE